RUTA INTERNACIONAL

BUCARAMANGA, DESTINO
GASTRONÓMICO

Hoy, el área metropolitana de Bucaramanga le ofrece un menú exquisito a visitantes nacionales y extranjeros, y se posiciona como destino culinario. De acuerdo con Booking.com, es la sexta ciudad más visitada por su gastronomía en Colombia. Los viajeros que realizan reservas a través de esta plataforma planean sus viajes pensando en la culinaria de los destinos.

De los reyes de la comida tradicional se destacan restaurantes como el Tony, Señora Bucaramanga, la Puerta del Sol, Chiflas o el Hipopótamo, los cuales guardan en cada platillo la esencia del Cañón del Chicamocha, de las hormigas culonas, del cabro, de la arepa santandereana con chicharrón, de la pepitoria, la caspiroleta, el dulce de apio, las solteritas, la carne oreada y el mute. Además de La Carreta y Di Marco Parrilla, de ancestros argentinos, pero que son lugares que se han convertido en paradas obligatorias a la hora de iniciar un recorrido por la gastronomía que ofrece la ciudad.

Sin embargo, en los últimos años expertos de la cocina enfocaron su atención en la capital santandereana y su área metropolitana, y han galardonado diferentes restaurantes en los Premios La Barra, uno de los mayores reconocimientos a la culinaria en Colombia.

El crecimiento de este sector se debe a un proceso escalonado en el que los nuevos jugadores de la gastronomía han tenido un papel importante como son: Mia Nonna, Zekkei, Battuto Soffritto e Trito, Pépé le Pu, Chicken Box Rotisserie, Bella Napoli, Tavolo Gourmet, Container Food Company, La Birrería, Snob Premium Donuts, La Trattoria, Pisco Perú, El Propio, Burguer Shop, La Cevichería, Madre Mía Tapas y Copas, Var, La Torre Pub, Container Food Company, entre otros.

Experiencias y sabores que llegaron para quedarse

Fulvio Lupino Astor aterrizó en el aeropuerto internacional Palonegro para inaugurar El Propio con su ‘propia’ historia, de personaje novelesco rechazado por su familia al tener cara de cerdo, cuerpo de hombre y porte de empresario.

Desde entonces, es el protagonista del restaurante (El Propio) donde se preparan y venden platos de alta fritanga. El concepto huele y sabe a ahumado. Los clientes llegan cada día al lugar a escuchar jazz, swing, soul, y lo acompañan con bebidas de autor y fritanga llevada al máximo nivel con técnicas americanas de creatividad que logran platos como el sushi de letshona, los chorifulvios, las fritanguilas, el James Bond o las empanalgas.

Pero Fulvio no ha sido el único que ha asombrado a la ciudad en los últimos años. El pollo, primero en ventas en en el país, llegó para tomar impulso con presentaciones ‘bañadas’ en un vaivén internacional, para comer con la mano, en familia, en plan romántico, de negocios, solo o acompañado de Bourbon BBQ, miel mostaza, salsa BBQ picante, con especias cajún, con papas dulces, rústicas o tradicionales, como se consumen en el sur de Estados Unidos.

A este lugar lo bautizaron en 2015 como Chicken Box Rotisserie. Ese mismo año fue distinguido como el “Mejor Nuevo Restaurante de Colombia”, por la revista La Barra. Allí se consumen desde alitas, ensaladas, papas ‘bañadas’ de queso cheddar y tocineta, macarrones con queso, pie de manzana, hasta malteadas.

En Chicken Box se escucha música country, se sirve pollo rostizado en vajilla de peltre como lo hacían las abuelas, y se disfruta de una carta fresca de cócteles.

Pedacitos de Europa en Santander

Caminar por las calles de Italia nunca fue tan fácil como visitar Battuto Soffritto e Trito, donde se cocina comida auténtica del viejo continente en hornos de barro, así como Mia Nonna, espacio inspirado en las villas italianas, donde priman y riman los colores cálidos y de la naturaleza.

Hoy, recorrer Bucaramanga y pensar en sus piezas gastronómicas también es llegar al rincón español: Cortés, restaurante que rescata la comida de los conquistadores. Su concepto elegante y tranquilo, es propicio para deleitarse con paellas, cordero, jamón ibérico y frutos del mar.

Más de la oferta internacional

Desde hace varios meses llegaron a la ciudad nuevas ofertas en materia de hamburguesería. Goood Burger se compone de un menú tradicional de seis hamburguesas balanceadas. Mismo caso de Burger Shop, que mezcla la tradición de la hamburguesa neoyorkina con un concepto de bajo costo.

De igual manera, Zekkei fue una nueva puerta abierta para sentir la mezcla entre la comida oriental y la peruana. Entrar allí es impactante, es tener un ‘choque’ con vinos, licores internacionales, un nido gigante que ‘abraza’ a la cocina y un segundo piso donde el teppanyaki, plato que se prepara en vivo sobre una plancha de acero y el sushi, cobran protagonismo, así como los tiraditos peruanos, ceviches, cremas especiales y mezclas de vegetales.

Aquí terminan tan solo algunas de las propuestas existentes en la ciudad, que llevan a los visitantes a un viaje por paisajes internacionales y nacionales a partir de sabores, olores y texturas, que convierten a Bucaramanga en un destino gastronómico, que atrae a millones de extranjeros y locales año tras año.

Como Llegar
Donde Alojarse
Agencias de Viajes
VOLVER